Esther Navarro - ematrona: conectamos matronas

Esther Navarro

Psicóloga y Sexóloga.

Creadora del Método Naces

Psicóloga y Sexóloga.

Esther es natural de Burriana (Castellón). Inició su formación en la Universidad «Jaume I» de Castellón. Es Máster en Sexología y Psicoterapia Integrativa. Comenzó su camino laboral realizando peritajes de casos de abusos sexuales y violaciones y después de unos años, decidió dar el salto al mundo de la Risoterapia y Abrazoterapia. Terapeuta clínica durante más de 15 años, ha realizado numerosas ponencias en Jornadas de Crecimiento Personal y en Congresos dirigidos a matronas y a profesionales de la salud. Actualmente colabora con diferentes hospitales y Universidades.

Apasionada por el embarazo y el nacimiento, hace 10 años decidió fusionar sus conocimientos de Psicología, Sexología, Hipnosis Clínica, Programación Neurolingüística (PNL) y Psiconeuroinmunología para crear el Método NACES®. Con él, ha formado a varios cientos de matronas en España y otros países de habla hispana.

Esther literalmente «ama lo que hace». Confiesa que si bien se siente afortunada por este currículum profesional, lo que realmente le hace sentirse orgullosa es su currículum personal cuyos mayores «logos» se llaman Iker y Noa de 10 y 5 años.

Su lema en la vida es: «lo más poderoso que existe es… el Poder de lo Sencillo»

Esther, eres la creadora del Método NACES® (Nueva Activación de Códigos Esenciales) ¿Qué fue lo que te impulso a desarrollarlo?, ¿En qué te inspiraste para construirlo?

Lo que me impulsó a crear Método NACES® fue la propia experiencia de «Ser Madre». Después de que naciese mi hijo Iker, hace 10 años, mediante una cesárea “innecesaria” (esto lo supe meses más tarde) surgió en mi el anhelo de «acompañar emocionalmente» a las mujeres embarazadas para que vivieran el embarazo y el nacimiento de sus bebés desde la confianza, la tranquilidad y sobre todo desde el amor.

Mis objetivos eran y son que la mujer se empodere, que confíe en la sabiduría de su cuerpo y en la sabiduría del cuerpo de su bebé, que se comunique con su bebé y que viva este momento de su vida en complicidad con su pareja (si la tiene).

Para ello, decidí crear técnicas mentales y emocionales que trabajasen no solo a nivel consciente, sino también a nivel inconsciente, y con ello, ayudasen a la mujer, a vivir la experiencia del embarazo y del nacimiento de su bebé, de un modo más positivo, sano y con una respuesta neurofisiológica más adecuada.

Para crear este entramado emocional, mental y neurofisiológico fui fusionando conocimientos de psicología, sexología, hipnosis clínica, programación neurolingüística (PNL) y psiconeuroinmunología.

Cuando comencé a acompañar a las primeras mujeres y parejas embarazadas no podía ni imaginar que terminaría formando a matronas para que fuesen ellas quienes realizaran estos acompañamientos con Método NACES®.

Hoy es, para mí, un honor que cientos de matronas utilicen  Método NACES® en su día a día tanto en España como en Latinoamérica. Me siento afortunada de formar parte de ello.

¿Cuál ha sido la experiencia de estos años de la aceptación del Método NACES®?

Mi experiencia desde que nació Método NACES® ha sido preciosa. Acompañar emocionalmente a las parejas embarazadas es una labor que me entusiasma hacer: ver cómo van cambiando la forma de vivir el embarazo, de comunicarse con su bebé, de sentirse como pareja y con su bebé como “un equipo”… Es emocionante ver como el “miedo” se transforma en “ganas” y como el amor y el respeto por el bebé se convierten en los protagonistas de cada una de estas historias llenas de vida.

Lo que más me emociona es cuando las matronas que se han formado con este método y que lo utilizan en su día a día, me cuentan casos particulares, de una mujer en concreto que se ha empoderado dando a luz a su bebé, de una pareja que ha vivido el nacimiento de su bebé con la conciencia de hacer todo lo posible para que su criatura tenga el nacimiento que se merece, etc…

Pensar que esas mujeres, esas parejas y esos bebés, que yo ni siquiera conozco, han vivido esa experiencia de un modo más positivo, sano y amoroso a través de estas matronas y gracias a Método NACES®… me hace sentir que estamos formando un entramado precioso donde los protagonistas no somos los profesionales, sino cada mujer embarazada, cada pareja y, especialmente, cada bebé.

Cuéntanos algún momento diferente, algo que te haya producido una especial emoción durante estos años

Un momento especial fue el acompañamiento a una pareja en el momento del nacimiento de su hija en una de mis colaboraciones en un hospital. La mujer (María) se encontraba agobiada; llevaba varias horas con una dilatación de tres centímetros y estaba enfadada con el mundo porque deseaba un “proceso natural” y su cuerpo no estaba respondiendo como ella quería. Me presenté y le pregunté si quería que le ayudase a relajarse y conectar con su niña y, de este modo, ayudar a que el proceso volviese a retomarse.

Realicé una sesión de Método NACES® y después de esto, a los 20 minutos, María pasó de 3 a 7 cm. de dilatación. Recuerdo la cara de asombro de la matrona y de la ginecóloga al observar la diferencia en el monitor, fruto de las emociones que María había experimentado durante la sesión. Estar allí fue un regalo para mí: ver como María había vuelto a confiar en ella, en esa parte mamífera y que estaba poniendo todo de su parte para recibir a su pequeña con todo su amor. Minutos más tarde la pequeña María estaba encima del pecho de su madre, y su padre, Javier las observaba con orgullo por lo bien que lo habían hecho. Yo no podía más que dar gracias a la vida, por haber podido presenciar ese “reencuentro”.

Momentos como este, son los que me hacen sentir realmente orgullosa de lo que hago, y saber que esto puede ser el día a día de muchas matronas, no solo me hace sentir orgullosa, sino realmente afortunada.

¿Cómo ves la aparición de una plataforma digital global para matronas? ¿En qué crees que puede ayudar al colectivo con respecto a la interacción entre ellas y su capacitación?

Siempre he defendido que la profesión de matrona no sólo es de las más bonitas que conozco, sino también de las más importantes. No se me ocurre labor más imprescindible en el mundo que ayudar a un nuevo ser a nacer, además del acompañamiento a la mujer en todos los momentos de su vida. Es además una profesión que requiere de una actualización y formación de manera continua. Que exista una plataforma digital como ematrona donde poder formarse de manera «profesional y con calidad» me parece idóneo además de necesario.

Nadie puede entender mejor a una matrona que otra matrona; nadie puede defender mejor la figura de las matronas que ellas mismas; por eso también es fundamental esta conexión e interacción entre ellas. Creo que la figura de la matrona podría y debería estar más y mejor considerada, tanto socialmente como dentro del ámbito de la salud.
La plataforma ematrona es claramente un vehículo para «situar» y «posicionar» el papel de la matrona donde se merece.

¿Cuál va a ser tu papel y responsabilidad en la plataforma ematrona? ¿Qué esperas conseguir de está relación con esta apuesta tan innovadora para las matronas?

Mi función es la formación de matronas mediante el “Programa de Certificación Método NACES®”.
El objetivo es que las matronas dispongan de herramientas emocionales y mentales para acompañar a las mujeres y parejas embarazadas, y que aprendan a trabajar a nivel inconsciente, durante el embarazo y durante sus acompañamientos en el proceso de dar a luz, ayudando a que la respuesta neurofisiológica de la mujer y del bebé, sea la más adecuada y sobre todo, a que el momento del nacimiento no sea vivido desde el miedo, sino desde la tranquilidad, la seguridad y el amor.

Creo que la plataforma ematrona es el lugar perfecto para que Método NACES® se consolide entre las matronas de España y llegue a todas las matronas del mundo, porque en todos los rincones hay matronas que quieren realizar acompañamientos más profundos y más auténticos, y en todos los rincones hay bebés que quieren nacer sintiendo que esa mujer que han elegido como madre está segura, empoderada y se siente capaz.

¿Qué te hizo apostar por este proyecto global? ¿Qué determinó querer incorporarte al equipo de ematrona?

Sin lugar a dudas el equipo humano. La forma de vivir la maternidad de cada una de las personas que forman parte de ematrona. Me cautivó su pasión por la matrona, por la maternidad, por la vida de la mujer.

Para mí es muy importante personal y profesionalmente la coherencia y es algo que en ematrona vi desde el primer segundo. Siento que hablamos el mismo idioma.

Además siempre he sido una firma defensora de la máxima “la unión hace la fuerza”, así que considero que unirme a ematrona es un maravilloso reto y un regalo al mismo tiempo, tanto para mí, como persona y como profesional, como también para Método NACES®.