Celebramos la Semana Mundial del Parto Respetado. El término “parto respetado” hace referencia a una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto a los derechos de los padres y los niños y niñas en el momento del nacimiento. Es decir una atención en consonancia con las necesidades y deseos de la familia que va a dar a luz.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la creciente medicalización de los nacimientos está dañando la capacidad de las mujeres para dar a luz. El parto debe ser tratado como un proceso natural, con la madre en el centro de la toma de decisiones y solo debe intervenirse cuando hay complicaciones.

Recientemente la OMS publicó 26 nuevas recomendaciones que se unen a las treinta ya vigentes, y buscan poner a la mujer en el centro de la toma de decisiones durante el parto.

La OMS también reconoce que el parto debe ser una experiencia positiva que cambia la vida, y que actualmente no es el caso para todas las personas que dan a luz. Hay muchas razones físicas y emocionales por las que la crianza de un recién nacido se beneficiaría de un nacimiento saludable y positivo. Todas las recomendaciones se basan en principios actuales basados ​​en evidencia y adoptan un enfoque de derechos humanos para el parto.

Entre las recomendaciones publicadas se encuentran:

  • Permitir que las mujeres decidan sobre los métodos para aliviar el dolor, lo que implica decidir si quieren o rechazan el uso de la epidural y, si la desean, en qué momento.
  • Que la mujer decida las posiciones para dar a luz y cuándo pujar durante el parto.
  • Poder elegir al acompañante durante el alumbramiento.
  • Asegurar un cuidado respetuoso y una buena comunicación entre la mujer y el equipo médico.
  • Respetar la privacidad y confidencialidad.
  • Informar a las madres que no hay una duración estándar establecida de la primera fase del parto, ya que esta puede variar de mujer a mujer.
  • No realizar episiotomías a menos que sea realmente necesario.
  • Realizar corte tardío del cordón umbilical.
  • Practicar el contacto piel con piel durante la primera hora después del parto para prevenir hipotermia y ayudar a iniciar la lactancia.

Podemos encontrar estas recomendaciones en el documento Recomendaciones de la OMS para los cuidados durante el parto, para una experiencia de parto positiva

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies