Detección temprana de preeclampsia - ematrona: conectamos matronas

La preeclampsia es una de las complicaciones más peligrosas del embarazo y la principal causa de mortalidad y morbilidad materna y perinatal. Puede interferir con el flujo sanguíneo a la placenta y al feto, y provocar un bajo peso al nacer, nacimientos prematuros e incluso la muerte.

Aunque los síntomas clínicos aparecen tarde, su origen es temprano y, por lo tanto, la detección de la enfermedad ya en el primer trimestre es fundamental. Hasta ahora sólo se podía evaluar el riesgo de preeclampsia en una mujer embarazada al referirse a embarazos previos, niveles de presión arterial y otros síntomas generales

Un nuevo estudio de la Universidad de Tel Aviv ha logrado identificar unos biomarcadores moleculares de preeclampsia, lo que facilita el desarrollo de una prueba diagnóstica temprana de sangre.

«Hasta el ocho por ciento de las mujeres embarazadas pueden contraer preeclampsia durante el segundo o tercer trimestre», ha declarado el Dr. Shomron, uno de los investigadores principales del estudio. «Esta es una enfermedad grave que pone en peligro la salud, a veces incluso la vida, de la madre y el feto. No sabemos qué lo causa, pero la preeclampsia, si se detecta a tiempo, tiene un remedio simple y probado: dosis bajas de aspirina administrada desde la semana 16 hasta el final del embarazo».

Investigación genética

El estudio busca un biomarcador definitivo que aparezca en la sangre de la embarazada ya en el primer trimestre, antes de que aparezcan los síntomas. «Nuestros hallazgos forman la base de una simple prueba de sangre que predeciría la preeclampsia y, a su vez, permitirá a los médicos proporcionar un tratamiento que prevenga el inicio de la enfermedad», explica el Dr. Shomron.

En el transcurso de seis años, los investigadores examinaron las muestras de sangre de miles de mujeres embarazadas en su primer trimestre de clínicas en el Reino Unido. El equipo luego las redujo a 75 muestras de sangre específicas: 35 tomadas de mujeres que finalmente contrajeron preeclampsia, y 40 tomadas de aquellas que completaron sus embarazos con plena salud.

Los investigadores extrajeron las moléculas de ARN (fragmentos de información molecular presentes en células humanas) del plasma de las muestras y descubrieron los nuevos biomarcadores al analizar los datos.

Estos hallazgos sugieren el valor predictivo de la circulación de ARN no codificante pequeño en el primer trimestre, lo que justifica un examen más profundo y sienta las bases para producir una nueva herramienta de diagnóstico no invasiva temprana para la preeclampsia, que podría reducir el riesgo de muerte tanto para la madre como para el feto.

Bibliografía:

Yoffe, L., Gilam, A., Yaron, O., Polsky, A., Farberov, L., Syngelaki, A., Nicolaides, K., Hod, M. and Shomron, N. (2018). Early Detection of Preeclampsia Using Circulating Small non-coding RNA. Scientific Reports, 8(1). https://www.nature.com/articles/s41598-018-21604-6