Acompañamiento integral durante el parto ¿es posible? - ematrona: conectamos matronas

El 40 por ciento de los hospitales catalanes no pueden ofrecer el acompañamiento integral de una matrona durante el parto por falta de estas profesionales. Así se deduce de un estudio que concluye que cuatro de cada diez hospitales de Cataluña no se encuentra en condiciones de ofrecer este acompañamiento continuado, personal e integral que la mujer embarazada necesita por parte de la matrona durante todo el proceso del parto.

El estudio realizado en 31 hospitales catalanes por el Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona (COIB), evidencia la dificultad de implementar modelos de atención y cuidados que mejoran de forma significativa los resultados perinatales y aumentan la satisfacción de las mujeres en relación a su parto.

Existen diferentes estudios, todos referenciados en las guías clínicas, que demuestran que la atención al embarazo, el parto y el puerperio por parte de las matronas proporciona más beneficios que otros modelos de atención compartida, sin efectos adversos.

Entre estos beneficios se encuentran la disminución de la prácticade episiotomías, de la utilización de analgesia regional,  el aumento de la tasa de parto vaginal espontáneo, que las mujeres tienen una mayor sensación de control sobre su proceso, así como una mayor tasa de inicio de la lactancia materna.

El modelo de atención conocido como “One to one”, (“Una matrona para un parto”) es el recomendado por las guías de práctica clínica del Sistema Nacional de Salud y de la National Institute for Health and Care Excellece (NICE) y que recomiendan que los centros promuevan la atención al parto de bajo riesgo preferiblemente por parte de las matronas.

Pero la realidad es que existe una ratio de matronas muy inferior a otros países. Concretamente en Cataluña hay 31,6 matronas por cada 100.000 mujeres, menos de la mitad que en el resto de países de la OCDE, donde hay una proporción de 69,8 matronas por cada 100.000 mujeres.

Los profesionales que han sido encuestados en el estudio (matronas, obstetras y gestores) reconocen los beneficios de trabajar con el modelo de cuidados “One to One” y consideran que el modelo favorece la evolución y el control del proceso de parto.

La vocal de matronas del COIB, Noemí Obregón ha declarado que “es necesario que los hospitales apuesten por implantar unas ratios adecuadas de matronas, porque sólo de esta manera aseguraremos que las mujeres reciban unos cuidados individualizados y de calidad durante el parto”.

La asistencia de una matrona “no sólo aumenta la satisfacción con la asistencia recibida en un momento vital tan importante, sino que como muestra la bibliografía del estudio, mejoran de manera significativa los resultados perinatales”