Fundación Kirira presenta un proyecto de incubadoras de bajo costo - ematrona: conectamos matronas

La ONG Fundación Kirira ha presentado un proyecto a Fundación Mutua Madrileña que consiste en la financiación de incubadoras 3D para hospitales de Nairobi.

El tratamiento de los bebés prematuros o con bajo peso incluye el uso de aparatos tecnológicos como las incubadoras. En los países del Primer Mundo, los sistemas de salud pueden hacer frente al coste de esta tecnología. Sin embargo, en hospitales de países del Tercer Mundo no pueden comprar todas las incubadoras que necesitarían, aunque muchas compañías y hospitales donan materiales (usados y nuevos) a los más necesitados, no llega a ser suficiente.

A esto debemos añadir los problemas con los que se encuentran en el uso de esta tecnología, tales como entrenar al personal sanitario para el uso de las mismas, condiciones ambientales desfavorables (variaciones de temperatura, cortes de suministro, polvo y arena en el ambiente, etc.) o la imposibilidad de contar con servicio técnico para reparaciones o sustitución de piezas dañadas.

La falta de recursos en estos países hace que las instituciones médicas tengan que seleccionar dónde invertir sus escasos presupuestos, teniendo que decidir si enfocarse en luchar contra enfermedades contagiosas o luchar por disminuir la ratio de muerte de los recién nacidos, y desafortunadamente la mayoría de las veces los esfuerzos y los medios se centran en lo primero.

Por todo ello, es urgente la necesidad de una incubadora de bajo coste y fácil de reparar en países del tercer mundo.

Ante esta situación, universitarios de la Universidad San Pablo CEU en colaboración con la Fundación Kirira, han presentado un proyecto a los V Premios al Voluntariado Universitario de Fundación Mutua Madrileña: «Implementación y seguimiento de incubadoras In3 en Kenia»

La incubadora es perfectamente replicable en cualquiera de los más de 500 Fab Labs que hay repartidos por todo el mundo, estando al menos 22 de ellos en o cerca de países necesitados. No obstante, la mayor parte de las piezas que la componen pueden ser fácilmente reproducidas por un artesano local haciendo uso de técnicas tradicionales.

A lo largo de este trabajo se ha desarrollado un primer prototipo capaz de variar la inclinación de la cama, registrar humedad y temperatura, así como aumentar la temperatura interior.

Para ello se ha utilizado como material primario la madera, con el que se conforma la estructura y adicionalmente se hace uso de plásticos para las paredes transparentes y 3 placas básicas de electrónica para el control de las constantes en el interior del dispositivo.

Sólo teneis que pinchar en el siguiente enlace de Youtube donde se muestra el proyecto. El número de visualizaciones supondrá una puntuación adicional.

¡Gracias a tod@s!