Las madres que beben en exceso antes de quedar embarazadas pueden tener más probabilidades de tener hijos con niveles altos de azúcar en la sangre y otros cambios en la función de la glucosa que aumentan el riesgo de desarrollar diabetes como adultos, según un nuevo estudio presentado en la 99ª reunión anual de la Sociedad Endocrina en Orlando, Florida.

“Los efectos del consumo de alcohol durante el embarazo en un feto son bien conocidos, incluyendo posibles defectos de nacimiento y problemas de aprendizaje y conducta. Sin embargo, no se sabe si el consumo de alcohol de una madre antes de la concepción también podría tener efectos negativos sobre la salud y la enfermedad de su hijo durante la edad adulta”, ha afirmado el investigador principal Dipak Sarkar, profesor de la Universidad Rutgers en New Brunswick, y director del programa de investigación.

Entre los usuarios de alcohol de 18 a 44 años, el 15 por ciento de las mujeres no embarazadas y el 1,4 por ciento de las mujeres embarazadas informan que bebieron alcohol en el último mes, según una encuesta telefónica realizada en 2012 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Para las mujeres, el consumo excesivo es el equivalente a cuatro o más bebidas en aproximadamente dos horas.

LOS PROCESOS DE METABOLIZACIÓN DE LA GLUCOSA SON SIMILARES EN HUMANOS Y EN RATAS

Para evaluar los efectos del uso del alcohol antes de la concepción realizaron un estudio en ratas, cuyos procesos básicos de metabolización de la glucosa son similares a los de los humanos. Durante cuatro semanas, les dieron a las ratas una dieta que contenía 6,7 por ciento de alcohol, lo que elevó sus niveles de alcohol en la sangre a los similares que produce el beber en exceso en los seres humanos.

El alcohol se eliminó de la dieta de las ratas, y 3 semanas más tarde se indujeron a la cría (tiempo similar a varios meses en los seres humanos). Los descendientes adultos de estas ratas se compararon con descendientes control, es decir, descendientes de ratas que no recibieron alcohol antes de la concepción. (Un grupo de control recibió la dieta con alcohol del estudio y el otro recibió una dieta líquida no alcohólica igual en calorías a las comidas de alcohol).

Después de que la descendencia de las ratas llegó a la edad adulta, los investigadores usaron técnicas de laboratorio estándar para controlar sus niveles de glucosa en sangre e insulina y otras dos hormonas importantes, el glucagón y la leptina. El glucagón estimula el hígado para convertir el glucógeno (glucosa almacenada) en glucosa para pasar a la sangre, haciendo que los niveles de glucosa en la sangre sean más altos. Aunque la función principal de la leptina es inhibir el apetito, también reduce la producción de insulina estimulada por la glucosa por el páncreas.

El equipo de investigación encontró que, comparado con ambos grupos de descendencia de control, los descendientes de ratas expuestas al alcohol antes de la concepción tenían varios signos de alteración de la homeostasis de la glucosa. La homeostasis de la glucosa alterada supuestamente incluía aumento de los niveles de glucosa en la sangre, disminución de los niveles de insulina en la sangre y el tejido pancreático, reducción de los niveles de glucagón en la sangre mientras se incrementaba en el tejido pancreático y elevaba los niveles sanguíneos de leptina.

Además, los investigadores dijeron que encontraron pruebas de que la exposición al alcohol preconcepción aumentó la expresión de algunos marcadores inflamatorios en el tejido pancreático. Esto podría reducir la producción de insulina y la acción sobre el hígado que aumenta los niveles de glucosa en la sangre. La sobreexpresión de los marcadores inflamatorios puede ser la forma en que el uso de alcohol antes del embarazo alteró la homeostasis normal de la glucosa en la descendencia.

Estos hallazgos sugieren que los efectos del alcohol de una madre antes de la concepción pueden ser transmitidos a sus hijos. Estos cambios podrían tener efectos durante toda la vida en la homeostasis de la descendencia de glucosa y posiblemente aumentar su susceptibilidad a la diabetes.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies