La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta mayoritariamente a las mujeres. Aproximadamente un 70 por ciento de los casos diagnosticados. Esta enfermedad neurológica y de origen autoinmune debuta a edades tempranas, entre los 20 y 40 años, un momento de la vida en el que muchas mujeres se plantean cómo hacer frente a la maternidad en su situación.

Para ahondar en el tema y aportar un punto de vista profesional se celebra hoy día 10 y mañana 11 una Jornada de “Abordaje Multidisciplinar de la Esclerosis Múltiple en la Mujer”, en la que intervienen más de un centenar de especialistas.

En referencia a la relación de la enfermedad con el embarazo, la doctora Mar Mendibe, especialista del servicio de neurología del Hospital Universitario Cruces de Baracaldo y Vocal de la Sociedad Española de Neurología (SEN), ha afirmado hoy que “un embarazo normal con esclerosis múltiple es posible y que la enfermedad no tiene por qué afectar al bebé”.

“Lo ideal es que ante la búsqueda de un embarazo, la paciente no esté recibiendo tratamiento y lo haga en una época de estabilidad de la enfermedad, ya que existen determinados fármacos que deben interrumpirse en el momento de buscar un embarazo para evitar posibles efectos teratogénicos (malformaciones fetales y bortos) en el desarrollo del mismo “, ha añadido la doctora Mar Tintoré, especialista del servicio de neurología y neuroinmunología del Hospital Universitario Vall d’Hebron.

La jornada aborda también la conexión entre los cambios hormonales y su relación con el progreso y la investigación de la enfermedad en mujeres. Además, se trata la enfermedad desde un punto de vista psicológico, pues tal y como ha señalado la doctora María Die Trill, especialista en psico-oncología, “se debe empoderar a la enferma con el fin de que desarrolle expectativas realistas acerca de los tratamientos, se favorezca la adherencia terapéutica y se aumente su percepción de control”.

Deja un comentario

Contacto
close slider

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies